09 septiembre 2015

[EP] "Mi supervivencia está en la lectura":
Entrevista a Cecilia Eudave

¡Hola, ficcionantes! ¿Qué tal les va? Yo aquí dejándoles las geniales respuestas de la amable Cecilia Eudave, a mis no tan geniales cuestionamientos... 
¡Un placer enorme contar con su presencia, en este #EspecialPatrióticoMx!

Y aquí vamos...


Cecilia Eudave nació en Guadalajara, México el 11 de abril de 1968. Es una escritora, investigadora, profesora y fue coordinadora de la Maestría en Estudios de Literatura Mexicana en la Universidad de Guadalajara.

Estudió el doctorado en Lenguas romances en la Universidad de Montpellier. Ha participado en diferentes suplementos y revistas culturales de México y en el extranjero como en la formación de alumnos que han cursado la carrera de letras.

Aquí pueden encontrar sus libros publicados: sí, justo aquí. Y a saber también que actualmente trabaja como profesora e investigadora en la Universidad de Guadalajara; su línea de investigación gira en torno de la literatura mexicana, la literatura fantástica y el análisis de textos culturales.


Athena: Si pudiera decirnos quién es usted, a través de 3 libros, ¿cuáles serían éstos?


Cecilia: En tres libros no podría contestar eso, resumirme así sería titánico, porque a lo largo de mi vida han sido muchos los autores y los libros que me han marcado. Mejor diré que de joven me marcaron las lecturas de Julio Verne, H.G. Wells, Edgar Allan Poe, después llegaron Italo Calvino, Borges y Kafka, Kawabata también. Cuando viví en Francia me marcaron Bruckner, Houellebecq y Nothomb. Después viaje a los mundos de Chesterton, Malville, Chejov y todos los rusos; Balzac, Stendal, Faulbert y Viller de L’Isle Adams. Entrañables son Sheridan de la Fanu y Arthur Conan Doyle y Stevenson. Indispensables Amparo Dávila y Guadalupe Dueñas, Jorge Ibargüengotia o el gran Juan José Arreola. Últimamente Sandor Marai y Petrovich, y la estupenda literatura Coreana sobre todo Hang Kang. No voy a olvidar a Virginia Woolf ni a Patricia Highsmith mucho menos a Ana María Matute. Y así, muchos, muchos más, uno al final es el resumen de sus lecturas, quiero suponer que no dejamos de crecer ni de renovarnos mientras sigamos leyendo


A: ¿Nos podría compartir cómo es su proceso creativo?

C: Yo voy anotando ideas en libretas, papeles, notas electrónicas, grabaciones. Porque nunca sé dónde o quién me puede obsequiar una historia, ya sea que me la cuente o me la imagine observando a la gente en su ir y venir. Yo primero escribo en mi cabeza, tengo un gran escritorio mental. Desde ahí dialogo con mi imaginación,  discuto con ella si es posible aquello que estoy trazando, planeando. Cuando hemos llegado a un acuerdo me pongo frente a la computadora y redacto la historia.

A: ¿Sigue, además, alguna especie de rito al escribir?

C: No sé si sea un ritual, creo que se parece más a una rutina. Yo escribo por la mañana, cuando comienza a clarear yo ya estoy despierta. Me levanto y camino un poco por mi piso, hasta que me dejan de tronar las rodillas, cosa de dos o tres minutos —tengo un problema de lubricación entre los huesos—, cuando ya no hay clic, clac, me pongo a escribir, dos o tres horas hasta que mi cuerpo reclama un té negro —no tomo café ni fumo— y alguna cosa dulce para acompañarlo. Después de eso, vuelvo para revisar lo escrito. Anoto algunas cosas si me han surgido nuevas ideas, me baño, me visto y me voy a trabajar a la Universidad, o salgo a hacer algunas diligencias.

A: ¿Y qué tal al leer?

Fotografía de Fabio Francia.
C: No tengo ningún ritual para leer, pero cuando termino un libro que me ha gustado mucho así tremendamente, quedo impactada y siento la necesidad inmensa de compartirlo con alguien, después me tomo un whisky —o alguna otra bebida embriagante— y me deleito con los ecos de esa historia que aún navega en mi cabeza.

A: En estos días, ¿qué está leyendo Cecilia Eudave?

C: Ahora estoy leyendo novela breve —me fascinan las brevedades— terminé El baile de Iréne Némirovsky, en breve, para ir a tono, me van a prestar tres novelas escritas por asiáticos también cortas. Y estoy releyendo para efectos de un ensayo que redacto La euforia perpetua de Pascal Bruckner.

A: ¿Qué piensa de la ficción que se ha venido escribiendo en el país?

C: En México hay muy buenos narradores desde siempre, en cualquiera que sea la línea que se cultive. Poco a poco se ha ido despejando la idea de que aquí sólo se escribe literatura de corte realista, los géneros menos convencionales o más especulativos que una vez estuvieron a la baja en el gusto de los lectores están cobrando fuerza. Quizá porque ya se despejó esa idea errónea de que la ficción es solo aquella que se aleja de la realidad, todos los que escriben literatura escriben ficción: de corte realista algunos, otros menos apegados a ella, pero ficción al fin. 

A: ¿Cómo cree que se esté dando la relación de los jóvenes con la lectura en México?

C: Los jóvenes en la actualidad leen desde plataformas distintas: blogs, tablets, redes sociales, chats, van y vienen en un circuito dinámico de intercambio y discusión. Los textos electrónicos llegan más rápido cuando se corre la voz en el ciberespacio. Pero pese a estos medios, quiero creer que todavía les gusta a muchos de ellos el libro impreso y disfrutan leer de manera convencional. Yo creo que si entendieran que el libro es un amigo que no juzga y escucha, más se acercarían a la lectura. Los libros no nos alejan, nos acercan a nosotros mismos, porque permiten que imaginemos la realidad a partir de nosotros. La manera en que imaginamos lo que leemos siempre será la mejor de todas.

A: En un puntito y aparte, y si se puede saber, ¿qué proyecto se trae entre manos y bolígrafos o teclas?

C: Acabo de terminar una novela para jóvenes que habla de cómo nos estamos relacionando desde las redes sociales y cómo esto impacta en nuestras circunstancias, en la familia, en las relaciones personales, en fin, en la vida. Creo que a mis lectores les gustará, es muy dinámica, divertida y le pasan muchas cosas a los personajes. La titulé Aislados y está próxima a salir a finales de año.

A: Y esta que sigue, es una pregunta medio random: Si hubiera una catástrofe mundial y todos los libros estuvieran en peligro de extinción, pero solo le permitieran conservar algunos títulos, ¿por qué libros de escritores o escritoras connacionales se decidiría?

C: Uffff, creo que si hubiera una catástrofe mundial me gustaría sucumbir y no elegir. Todos mis libros son favoritos, por eso los tengo conmigo, nunca sabría si tengo que dejar a uno o a otro. Soy de las que muere en su biblioteca mientras el mundo entra en llamas, mi supervivencia está en la lectura, sin ella sería como vivir en un planeta perdido.

A: Ya para ir concluyendo, ¿qué texto de su autoría no podemos dejar pasar?

C: Bueno, sí eres joven El enigma de la esfera, y ahora mi nueva novela Aislados de la que estoy muy satisfecha. También creo que si eres joven mi libro de microrelatos te gustaría, consigue Para viajeros improbables. Si eres un poco mayor, aunque tengas corazón de joven, Bestiaria Vida o  En primera persona. Para niños no tan niños mi cuento infantil Papá Oso.

A: Y, finalmente, ¿qué palabras podría dedicarle a los blogueros/lectores que estarán siguiendo el presente especial? 

C: Que no dejen de leer porque la lectura es el mejor de los mundos posibles. Un libro es el amigo que siempre estará contigo. Que algunos escritores se convierten en guías para sobrevivir en este planeta, y entrar en sus universos creativos es el principio de la construcción de uno propio, ahí donde el aburrimiento no tiene cabida. Dime si no, por eso hay que leer Sombras, un manual para saber qué hacer en caso de perder o encontrar loca o poseída a tu sombra.

Otra vez, ya desde acá, ¡muchísimas gracias, estimada Cecilia, 
por su participación! Sea siempre bienvenida a nuestros blogs :)

¿Qué les ha parecido, lectores? Por lo pronto, tengo unas ganas tremendas de leer  ~Aislados~.



*Las fotos han sido tomadas de las páginas de la autora.


No olviden visitar a:

13 comentarios:

Reina dijo...

Aww, me ha dado mucha curiosidad por leer sus libros. Me ha encantado la entrevista, además de ser mi compatriota tapatía, pues. Ya corro que vuelo a buscar alguno de sus libros. :D
¡Saludines!

Athena Rodríguez dijo...

Jajaja... Qué genial, Reina :3

Gracias por leer y comentar.

¡Besos y abrazos!

Geovanna M dijo...

No conocía a la autora, la verdad es que me emociona que muchos escritos mexicanos estén saliendo a la luz o que se estén reconociendo más.
Espero pueda leer algo de la autora ;)

Erick Ascencio dijo...

Creo que terminaré de leer la obra de Ana María Matute que tengo pendiente, porque si la marcó tanto como Verne, Poe o Sheridan, merece una oportunidad.
Su proceso creativo me dejó bastante impactado, quizá lo comience a copiar, madrugar un poco no hace daño a nadie :P

Felin dijo...

Hola!
No conocía esta autora y ha sido la más seria a la hora de la entrevista, pero aun así me gustó la sencillas con la que habla.
No conozco nada de ella y espero encontrar algo pronto.
Un beso!!!

{Marco Ornelas} dijo...

Gracias a todos los dioses por este especial, no conocía para nada a la autora y ahora se un poco de ella. Y lo que me ha llamado la atención es que anda por mi ciudad tapatía. Gracias por haber organizado este especial voy conociendo a más escritores nacionales.

¡Saludos!

Christian Ascencio dijo...

Hay mucha gente tapatía exitosa (desde cantantes hasta escritores). Siempre es bueno conocer más autores mexicanos, aunque yo casi no conozca a nadie.
Concuerdo totalmente con la forma en que concibe la lectura en México. Los libros son amigos ;)

Denissa dijo...

En serio que por lo que pude leer de la entrevista me pareció una persona muy sencilla y fácil de tratar con los pies sobre la tierra. Que espero y siga así ante su éxito, me gustaría mucho leer su cuento infantil o sombras -una manera muy buena como lo recomendó-.

Palomitas para Leer un Libro (Gwen) dijo...

Támbien me siento muy ignorante jaja, no conocía a esta escritora, se ve que tiene una carrera muy consolidada. Me voy a apuntar sus libros para poder leerlos, ese ultimo que va a sacar de Aislados se ve estupendo, se me hace que será una critica a nosotros los pegados al internet jajaja. Saludos

Carlos Saucedo de InspiradoEnLibros dijo...

Autores como ella valen oro, ya que conoce de la literatura, las nuevas tecnologías y intentare conseguir uno de sus libros en mi rancho :D

Gabriela Juárez dijo...

Me parecio una entrevista de lo más profesional, es una mujer muy bien preparada en muchos sentidos, cuando menciono sobre tomar una bebida embriagante después de leer un buen libro me parecio un ritual de lo más bohemio, yo no podría sobrevivir sin café como ella y da gusto que escriba ficción, yo también solía tener esa idea de que en México solo se escribe relaismo, me encanto todo el concepto.

Maryana Ley {Mar de letras} dijo...

Me entraron bastantes ganas de leer su nueva novela :DDDDDDD nunca habia escuchado de ella... y no se si eso sea muy malo D: pero seguro este año me leo ese nuevo libro :DD
Saludos!

Jime Lightwood dijo...

Creo que ella es una persona super intelectual, alguien con quién me gustaría tomar el té, sus libros son llamativos y tiene variedad para todas las edades, solo espero que en su próxima publicación "Aislados" no nos de una regañiza a los jóvenes como lo hacen las abuelitas o las mamás por pasar mucho tiempo en el celular o computadora con las redes sociales.