23 julio 2011

Reseña: Harry Potter y el Príncipe Mestizo.

Ya casi concluimos, ¡gracias por seguir aquí!...

Título: Harry Potter y el misterio del príncipe.
Original: Harry Potter and the Half-Blood Prince.
Autora: J.K. Rowling.
Editorial: Salamandra.
Ilustración de la portada: Dolores Avendaño.
Año de Edición: 2005.

Un poco de la contraportada: Dumbledore sabe que se acerca el momento, anunciado por la profecía, en que Harry y Voldemort se enfrentarán a muerte: “El único con poder para vencer al Señor Tenebroso se acerca… Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida.” El anciano director solicitará la ayuda de Harry y juntos emprenderán peligrosos viajes para intentar debilitar al enemigo, para lo cual el joven mago contará con la ayuda de un viejo libro de pociones perteneciente a un misterioso príncipe, alguien que se hace llamar Príncipe Mestizo.

Mi opinión: Harry Potter y el “misterio del príncipe” aunque no me guste el título en español, es un libro que descoloca, que remite al pasado del enemigo número 1 de Harry James Potter, el-que-no-debe-ser-nombrado, pues con esto podrá contemplar un futuro clarificado, o al menos es considerado así por Albus Dumbledore –director del colegio de magia Hogwarts- que después de haber tomado distancia con Harry en el ciclo pasado, cree conveniente que ha llegado su momento juntos (nada homo ¡eh! aunque Dumbledore lo sea) Saludos a Dumby.

Vuelvo a lo mío, lo siento. Es decir, esta vez es más claro lo de maestro y aprendiz, pues Albus pretende que Harry conozca el pasado de Lord Voldemort, que alguna vez fue niño y adolescente, en aras de encontrar la fuga que detonó su nivel de maldad. Quizá sea el libro más oscuro y más entrañable, porque considera un preámbulo lleno de suspenso para lo que ocurrirá en el cierre de la serie.

Para este sexto ejemplar, un nuevo personaje aparece, Horace Slughorn, que en un principio Harry llega a creer que será su nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, sin embargo, resulta ser el nuevo profesor de Pociones, dándole Dumbledore finalmente el puesto a Severus Snape, por el que Harry siente una aversión muy fuerte; pero él mismo, deberá descrubrir el porqué Dumbledore ha traído a Slughorn de su retiro y porque ha desistido con Snape.

Cita para recordar:
Temiendo que Snape -ahora con supuesta lealtad hacia Dumbledore-, regrese a las artes oscuras, Harry tendrá también muchos otros problemas, y no sólo de pensamiento y acción, sino también con el corazón. En un nuevo despliegue de maestría, Rowling nos presenta lo que ata a Voldemort al mundo: los horrocruxes, que son objetos portadores de fragmentos de alma, y que sólo pueden realizarse al asesinar a alguien, pues es el acto por excelencia para pervertir y dividir el alma.

Fascinante pero aterrador ¿no? Pero así es todo el relato del narrador omnisciente de J.K Rowling que nos ofrece en esta ocasión. Harry tendrá que esclarecer cómo podría eliminar al Señor Tenebroso, y la herramienta estará cerca, cuando comprenda que tiene su alma intacta, la amistad de Ron y Hermione y el amor que definitivamente ha tocado a su puerta, aunque a decir verdad, siempre estuvo allí.

Esta es la parte melancólica de la saga, y si me permiten decirlo, la primera vez que entenderemos la transgresión del mundo mágico al mundo muggle, pues Voldemort se hace cada vez más fuerte y a punto de enfrentarse definitivamente con Harry, el papel de Albus Dumbledore será decisivo para el destino del chico, teniendo un desempeño memorable, pues su complicidad y sabiduría dibujarán el sendero que Harry elegirá o no, andar en su última travesía.

Mi puntuación:
¿Sabías qué...?
  • El primer ministro muggle mencionado en el tercer libro de la saga, y que aparece en el sexto, coincide con el auténtico primer ministro que gobernó durante el arco cronológico en que se establece la saga de Harry Potter (1991-1997): John Major.
  • Cuando Horace Slughorn llama por error a Ron Weasley “Rupert” y demuestra lo poco que le interesa, lo hace así porque JK Rowling quería hacer un guiño a Rupert Grint, quien interpreta a Ron en las películas de Harry Potter.

7 comentarios:

Cande dijo...

Yo no tuve el gusto de leerme ninguno de los libros de esta estupenda saga pero ganas no faltan. Esa cita que has puesto me parece estupenda, perfecta y muy realista.
Un beso enorme:)

Nimphie Knox dijo...

JAJA, nada homo xD
Ay, bueno, qué más me habría gustado que saber algo más de Dumbledore. Siempre me pareció un personaje asexuado y que Rowling dijera que era gay, bueno... fue demasiado! :D

Me fascinó este libro. Ahora que veo todos los libros en retrospectivan, creo que este podría ser mi favorito. ¿El motivo? Creo que, como bien decís, es el más oscuro. Y a mí me encantan las historias de este tipo!!

Este libro lo compré el mismo día en que salió en Argentina y hasta fue a un evento en una librería. Me disfracé de Tonks y mi mejor amiga, de Trelawney. Estuvo re bueno! ^^

Un beso, Athena, ¡nos leemos!

Nimphie^^

Dany nphenix dijo...

Este libro es uno de mis preferidos. La verdad es que me gustó mucho. La frase que pusiste me encantó y creo que es verdad.
Besos.

Athena Rodríguez dijo...

@Cande: la verdad es que es una de mis citas favoritas y los libros, ni que decir, joyas del género fantástico :D

@Nimphie: Sí, a mí también me parecía algo asexuado, pero mientras no haya tenido intención de seducir a Harry todo está bien para mí -jajaja-, además ya ves que le rompió el corazón el patán de Grindelwald, así que quizá su único acercamiento a su homosexualidad se vio frustrado. Al menos espero que haya conocido el amor más allá de Gellert.

@Dany: te cuento que me gustó mucho pero terminé con muy poco cabello y uñas, debido a la ansiedad que me provocó tanto misterio y suspenso.

Un beso a las tres, gracias por comentar el especial. Son muy amables.

Bam dijo...

Este es un gran libro y me gustaron las notitas de...Sabias que? por que la verdad no lo sabia!! jeje
Besos

Athena Rodríguez dijo...

@Bam: genial, que bueno que te hayan gustado, muchísimas gracias por pasarte ^^

Mocca dijo...

La verdad es que éste en concreto no lo he leído, después de que se me pasara la fiebre de Harry Potter, tras leer el quinto libro, no he vuelto a tocar nada de esta saga. Puede que algún día lo retome por donde lo dejé, jeje.

Gracias por la reseña, te ha salido muy bien =)