13 abril 2017

Reseña: Mestizo. La Era de los Místicos #1

"Los errores del pasado siempre se pagan"
Ficha

Autor: Adriana González Márquez.
Sello: Montena / Ellas.
Editorial: Penguin Random House.
Género: Fantasía | Juvenil.
Edición: 2016.
Páginas: 392.
Precio: $289.
¿Dónde lo puedo encontrar?

Sinopsis: Cuando Matheo Govami decidió separarse de sus amigos, lo hizo creyendo que sólo así sanaría la herida de su corazón. Más de veinte años después, el dolor aún continúa, y ahora sus problemas son mucho mayores. Sobre él pesa una acusación muy grave que debe esclarecer antes de que las autoridades lo condenen. Pero eso no es lo peor: los Místicos están decididos a vengarse de la especie humana por la traición cometida contra su raza. En medio de estos conflictos, Matheo aprenderá que los verdaderos amigos podrán no estar cerca, pero nunca se alejarán, y que para sanar una herida a veces hay que exponer el alma.

Opinión

Leí este libro antes de que fuera lanzado oficialmente, para participar en la presentación que se hizo en la FILIJ 2016, y no sé por qué hasta apenas me puse con la reseña. Cosas de ficcionantes y holgazanesI guess.

Total, que quise retomar este punto y fue el pretexto perfecto para darle una releída a tan suculento tomo de fantasía y producto nacional: Mestizo, la primera parte de esta nueva trilogía La Era de los Místicos, de Adriana González Márquez, llega partiendo plaza y nos conduce a una declaración tan nítida como portadora de verdad: Adriana González ha llegado para quedarse.

Y entonces, ahora sí, hablemos de porqués:

En esta entrega seguimos viendo
bellos lugares de la República Mexicana
Lo que me gustaría destacar antes que todo, respecto a la trayectoria de la escritora hidrocálida y sus anteriores publicaciones (la trilogía de Los Dominios del Ónix Negro), es que aquí, en Mestizo, contamos con un enfoque narrativo mejor pulido, con una voz más clara, con los personajes más atractivos de su otra serie que sirve de antecedente (aunque bien pueden leerse de manera separada, yo recomiendo que no lo hagan... ¡sí, eso, cómprenlos todos!); tenemos además una prosa a la que se le nota el colmillo lector, pues ya no se va por las ramas, como quizá llegaba a hacerlo la narración de Vanessa en La elevación, y que sobresale por su destreza en diálogos que resultan más bien orgánicos.

¿Qué encontraremos, entonces, en Mestizo? Acción por todas partes, giros que, si no conociera a Adriana G. diría que son sorprendentes, pero como sé que puedo esperarme todo de su pluma, he de decir que son, cuando menos, fruto de una "maquinaria" imaginativa única... De igual manera, me parece digno de mención todo lo que se aporta al universo de los dominios, pues se nos advierte que es un territorio ciertamente más amplio, apenas explorado y que aún tiene mucho por ofrecer.

Por otra parte, creo que la agilidad de la novela, sin duda, se da a través de los capítulos cortos que posee y del tino que se tuvo al intercalar la perspectiva tanto de nuestro adalid favorito (recordar, o a saber, que un adalid es un paladín que termina su preparación para convertirse en cerrajero, y viceversa. A este punto, si les interesa y no creo que se cuente mucho como spoiler -o eso espero-, detallo que un paladín, en el universo de los dominios, son esta especie de guerreros/guardianes que trabajan a través de la energía del alma, y los cerrajeros, por medio de la misma energía, tienen la habilidad de generar portales) como de la protagonista llamada Eridani, que a pesar de ser del Dominio exterior (este mundo a veces soso) es un personaje simpático, pertinente y bien estructurado.

¡"Místicos" personajes reaparecen!
En resumen, a este libro no le sobra ni le hace falta nada. Bueno, sí, le faltan otras dos partes, por las que ya siento que se me queman las entrañas. Así mismo decirles que, después de mucho tiempo, me encuentro con un inicio de serie que no es para nada introductorio, sino que genera y resuelve sus propios conflictos y que a su vez plantea otros (oh, todavía recuerdo cuando la escritora me contaba sobre la construcción de la misma #tiemposaquellos)... Y si toda mi palabrería suena a eso, a palabrería, disculparán ustedes queridos ficcionantes, pero si a una historia tan bien hilada de Matheo Govami -que para mí es el personaje mejor logrado en la otra trilogía- se le suman dragones y secretos sembrados aquí y allá, no puede terminar mas que siendo un cóctel explosivo, atractivo, ¡excitante! Sí, soy toda fan de las historias de Adriana, pero más aún, la primera que reconoce y se alegra por todo lo que ha crecido. Y de eso doy fe, o les regalo un libro (aunque en el blog se viene algo más que eso).

En fin. Les invito, pues, con todo el fervor del que soy capaz, a internarse de nueva cuenta en el mundo de los dominios, donde el paraje más paradisíaco puede ser el de mayor peligro, y donde hasta una palabra, una frase (quizá la última de este libro. No sé, tendrán que descubrirlo), puede ser lapidaria.

Mi puntuación: 
4.5, porque estoy segura de que lo mejor-mejor está por venir :D


*Gracias a Diego Mejía por el ejemplar.


5 comentarios:

Trance de Letras dijo...

¡Holo!
No tienes idea de las ganas que tengo de conseguirme estos libros y poder por fin leerlos, pero soy pobre y para colmo no gano los sorteos jajaja en fin espero algún dia se que podré hacerme con ellos :D (no pierdo la fe ja!)
Muy buena reseña, solo me antojaste más XD

¡Saludos!

Ana Arcia dijo...

¡Hola!
AAAAYY, ahora tengo muchas ganas de leerlo. Y de paso, ver las otras sagas que tiene la autora. Espero en este año poder apoyar más el talento nacional, así que Adriana parece ser buena víctima.
Besos *3*

Athena Rodríguez dijo...

¡Muchas gracias por sus comentarios!: Y sí, súper recomendado Mestizo y la trilogía de los dominios... Cuando lleguen a leérselos, fangirleamos :)

Rubi Krujithoz dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo! La trilogía de los dominios esta muy buena. Lo que más me encanta, que son de autora nacional, un gran talento! :3

LAURA ISELA MANDUJANO PEREZ dijo...

Tengo muchas ganas de leer este libro!!
Cuando estaba leyendo el segundo libro de Los dominios del onix negro la conexión me sentía super fascinada con Mateo y ahora saber que este personaje tiene su propio libro me hace sentir enloquecida con tal noticia.