20 octubre 2015

Reseña: Tras la bruma del pasado, de Victoria Magno

"No sé qué nos deparará el futuro [...]. 
Es la idea de una aventura, lanzarse sin saber qué sucederá".

Título original: Tras la bruma del pasado.
Entre goodreads y la portada
fue que me decidí por esta lectura :)
Autor: Victoria Magno.
Sello: Titania.
Edición: 2015.
Páginas: 384.
Precio: $295.
¿Dónde puedo encontrarlo?

Sinopsis: Tras un accidente, Elizabeth Tilman no recuerda nada de su pasado. Cuando siete años después, Albert Clawson ve a Elizabeth en una fiesta, reconoce a su esposa, a quien creía muerta. Aunque le parte el corazón que ella no le reconozca, intenta conquistarla de nuevo para recuperar la vida a su lado. No puede hablarle del pasado, porque la verdad es tan cruda que podría acabar con ella… Sin embargo, la cercanía despierta los recuerdos de Elizabeth y poco a poco, mientras vuelve a enamorarse, irá recomponiendo el rompecabezas de su vida.

Mi opinión: Tras la bruma del pasado, de la escritora chileno-mexicana Victoria Magno, es una novela con cierto aire genuino que solo es propio de los estilos narrativos más entusiastas: la voz narrativa es súper clara, y de hecho, creo que nunca había sido tan fácil sumergirme en otra época como sucedió con este relato.

Si bien es cierto que sigue algunos de los tópicos del género, cuando sale de éstos es realmente agradable el conjunto de acontecimientos y la fluidez de la prosa...

Uno de los grandes aciertos de este tomo, es que el misterio se va desplegando poco a poco, aunque puede que llegue a perder un poco el ritmo con su prolongación.

Otra de las cosas a resaltar, es que el humor siempre está presente entre estas páginas y que, a pesar del tono formal que exige la romántica de Regencia, cada línea termina siendo cercana y desenfadada.

Hasta aquí, de los pocos puntos negativos que le veo, es que resulta un poco reiterativo que prácticamente todo ocurra en la propiedad de Paradise Hall, habiendo tantos rincones de Londres que pudieran aprovecharse para el espacio-tiempo en que ocurre la novela, porque con esta limitación del espacio, las situaciones se tornan muy cotidianas y caen en riesgo, incluso, de ser tediosas... Es decir: la narración se tambalea más de una vez, pero por fortuna siempre nos aguarda un elemento que va al rescate y, desde mi perspectiva, saca a flote el curso de la historia.

Por otra parte, y ya hablando de los personajes, Albert no me pareció tan atractivo al presente de la historia, como cuando se recurría a hechos del pasado (incluso los fragmentos que se incluyen de su diario, me pareció, nunca hallaron el registro más apropiado para la fuerza del personaje), en tanto que me pasó al contrario con Elizabeth y definitivamente me quedo con sus momentos imaginativos (un gran acierto, que las protagonistas de este tipo de novelas tengan en mente más intereses que las banalidades del momento). En cuando a los demás, he quedado muy contenta con haber conocido a Gracie y Shannon, hermanas de Albert, y a Rose y la ocurrente Violet, tías de Beth.

En resumen, Tras la bruma del pasado es un libro con una historia bien pensada, un sencillo (mas no simplón) rompecabezas, que se sirve de múltiples recursos para la narración, que me hizo mantener la sonrisa de principio a fin y que guarda lo mejor para el final.



Cita para recordar:
"No permitas que tus miedos sean la carga con mayor peso en la balanza de tus decisiones".

*Gracias a Ediciones Urano por el ejemplar para reseña.

4 comentarios:

Geovanna M dijo...

Que envidia!! Muero por ese libro pero esta muy caro :/
Y con no que dices lo quiero más (lloro en silencio... XD)
Saludos!!!

Athena Rodríguez dijo...

¡Aiñ! Pues muchas gracias por leer y comentar esta reseña.

Y, qué bueno que quieras leerlo, claro :)

¡Un fuerte abrazo, querida Geo!

Dana dijo...

¡Hola!
Se ve super interesante, me encanto lo que comentas de que es fácil entrar en la historia, se me figura que es una lectura fresca.
¡Saludos!

Athena Rodríguez dijo...

Hola, Dana, espero que tengas la oportunidad de leerlo :)

Gracias por pasarte a leer y comentar.

¡Un abrazo lleno de páginas!