18 julio 2012

Miércoles de Micro-relatos: María Orgaz

¿Recuerdan que prometimos nuevas secciones? ¡Pues esta es la primera!
Miércoles de micro-relatos es una sección que nace con motivo de difundir tanto la lectura como la escritura. Si ustedes quieren participar, únicamente deben revisar los requisitos, escribir (claro está) y ponerse en contacto con nosotras!
Como verán, nuestra madrina es María Orgaz (¡mil gracias mujer!) de modo que ella comienza compartiéndonos un micro-relato que ilustra, de una manera sencilla, la eterna lucha entre el bien y el mal. Vayamos pues...

Madrileña de 26 años, Maria Orgaz Bueno, es Maestra de Educación infantil y escritora. Trabaja en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid y cuenta en su haber con más de veinte novelas terminadas, entre las que destacan Crónicas Mágicas: Dimathian y Amor inesperado.

LA PROFECÍA

Las cosas iban peor en Dimathian. Los enfrentamientos contra Oscorán eran cada vez más seguidos y con más pérdidas para ambos bandos. Malcom y Amira se habían escondido, eran demasiado valiosos en esa guerra como para que los magos oscuros dieran con su paradero. El joven alto, moreno y de ojos azules, había llegado hasta el castillo de Oziel, y simuló querer hacer un trato con él.

-Me sorprende que negocies con tu bebé… -contestó Oziel con su mirada gélida y su piel pálida mirando con superioridad a Malcom.
-Valoro mi vida. Además no quiero hijos –mintió con una sonrisa.
Oziel se relajó y Malcom se preparó. Dejó que su poder fluyera desde dentro, alimentado por el odio hacia ese individuo. En un descuido de Oziel le atacó con toda su furia. Pocos segundos después pudo ver el cuerpo inerte de su enemigo y sonrió orgulloso por haber acabado con esa plaga maligna que quiso dañar a su familia.
En la pequeña casa en la que se refugiaban junto a una amplia colina, la muchacha estaba cada vez más asustada. Sobre todo porque Malcom se había marchado sin decir a dónde, y eso aumentaba su miedo. Trataba de calmarse acariciando su enorme barriguita de casi siete meses. Todavía recordaba aquel día en el que le dijeron que ella estaba relacionada con una Diosa, era tan irreal y a la vez tan increíble… Pero su embarazo sólo complicaba las cosas, pues era un blanco más vulnerable y tenían más motivos para dar con ella, ya que habían pronosticado que su bebé sería el futuro rey de Dimathian, uniría todos los reinos en uno solo haciendo que vivieran en paz y armonía para siempre. Así que cuando los magos oscuros supieron de esa predicción no dudaron en comenzar una guerra para poder dar con la muchacha y asegurarse de que su hijo no naciera.
-Conseguí llegar hasta Oziel –dijo Malcom entrando por la puerta.
-¿Qué has hecho? Podía haberte matado –contestó ella muy nerviosa.
-Le pillé por sorpresa, el muy necio se creyó mi mentira y pude acabar con él.- El orgullo que sentía por ello se podía ver en su rostro. Había liberado a Dimathian del peor mago conocido en generaciones.
-Te amo.
-Y yo, y nuestro hijo será el mejor gobernante que Dimathian conocerá jamás –contestó él besándola con cariño mientras ponía la mano en su barriguita.

¿Qué les ha parecido? ¿Se animan a participar?

6 comentarios:

Talisman Dreams dijo...

Nunca me he animado a escribir... no creo que tenga talento para eso :)
Espero que se anime mucha gente!

¡Un besote!

D-hyana dijo...

Yo tampoco creo que se me de muy bien la escritura, al menos no por ahora :) muchas gracias por el relato, y aunque me pareció muy rápido (creo que por lo mismo de que es un relato y debe de ser corto) me agradó.
Esperaré más relatos :)

Un beso:*

Athena Rodríguez dijo...

Yo creo que todos tenemos algo que contar, así que espero que se animen a compartirnos sus micro-relatos.

Y bueno, una vez más, le agradezco a María Orgaz, por ser parte de esta sección :D

¡Saludos a tod@s!

Lucy ^.^ dijo...

Me gusto mucho el relato, al principio pensé que era muy poco espacio para contar una historia.
Me hace feliz que no tener razón.
Espero que muchas mas personas se animen a participar.

marru dijo...

animáos.
yo aunque he escrito novelas, nunca había escrito microrrelatos y pensaba que tampoco podría contar una historia hilada en tan poco espacio, pero he demostrado que si jeje
espero que os guste y seguro que me animo más veces

Maria O.D. dijo...

¡hola! Es un magnifico micro relato, dan ganas de seguir leyendo pero esta muy bien narrado, ¡no me pierdo esta sección!