09 julio 2011

Reseña: Harry Potter y la piedra filosofal.

Como parte de la generación HP, ya me he leído la saga hace tiempo, sin embargo, hasta este momento es que redacto estos contenidos. Disfruten pues, de esta primera reseña.

Título: Harry Potter y la piedra filosofal.
Original: Harry Potter and the Philosopher’s Stone.
Autora: J.K. Rowling.
Editorial: Salamandra.
Ilustración de la portada: Dolores Avendaño.
Año de Edición: 2000.


Un poco del texto de contraportada: Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular.

Mi opinión: Desde el comienzo, J.K. Rowling trata un entorno materialista, de múltiples distinciones sociales, mostrándonos a Harry como el foco de muchas problemáticas: un chico huérfano, que por personajes -al principio desconocidos- es dejado en casa de la única familia que le queda, que son sus tan “normales” tíos, quienes le niegan su origen y un desarrollo pleno; le desprecian y prácticamente le prohíben soñar. Pero esto será muy importante para el resto de la saga.

Harry crece como alguien que no logra encajar con su entorno ¿Pero por qué habría de ser él, un error de la naturaleza? Tras esta incógnita, es cuando la autora, nos da la posibilidad de entrar a un mundo nuevo, un lugar donde todos querríamos estar y a donde realmente Harry ha pertenecido desde antes de nacer: el mundo mágico.

Se percibe como ilusión, cuando Harry se entera que es un mago, momento en que creo, la saga se ha consolidado, ha tomado la fuerza suficiente para animarnos a seguir leyendo, un momento especial con que muchos nos identificamos, el reconocer lo que eres, no se compara con nada.

Cita para recordar:

Así pues, Harry va a estudiar a Hogwarts, una de las escuelas de magia y hechicería más reconocidas de Europa, para muchos que quizá no hayan leído la saga, pudiera parecer esto del colegio, algo bastante absurdo, pero Rowling, con maestría, hace todo el tiempo, mediante su privilegiada narración, una equiparación fantasía/realidad, convirtiendo su argumento en algo creíble y completamente funcional.
A lo largo de la piedra filosofal, Harry tendrá muchas aventuras, tropiezos y momentos introspectivos en su primer año en Hogwarts.

Este libro, siendo introductorio, para nada es aburrido, cosa que deberían aprender muchos escritores del género fantástico, el corte es infantil sin duda alguna, pero su riqueza simbólica es lo que ha atraído a chicos y grandes; espero que los lectores no guarden ese prejuicio, dado que Harry todavía es un niño, es de esperar que en las siguientes entregas, al igual que Rowling, haya crecido.

Mi puntuación:



¿Sabías qué...?
  • Al comenzar la saga, JK Rowling era tan pobre que tuvo que mecanografiar dos veces el manuscrito de La Piedra Filosofal, pues no podía pagar para que lo mecanografiaran o lo fotocopiaran.
  • La serpiente del zoológico le guiña un ojo a Harry Potter, pero las serpientes no tienen párpados. *Algún error debía tener ¿no?*.
¡Les agradezco que sigan el especial!

3 comentarios:

ALLOSAURUS dijo...

fantastica reseña, mira no sabia lo de las serpientes que inculto soy, este libro creo es con el que todos nos enamoramos de la saga, no ? un chico normal huerfano que en realidad es famoso y no lo sabe y que con su humildad conquistara las adversidades del lado de sus amigos

Athena Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario, no te preocupes, yo tampoco sabía lo de las serpientes XD y sí, este libro es especial porque fue el que nos aseguró el boleto para esta aventura llamada HP. Y claro la amistad es otras de las cosas que siempre resalta la genial de >Jo<.

Dany nphenix dijo...

Harry Potter es mi saga favorita y me encantó. Me enamoró, emocionó y atrajo desde el primer momento por diversas razones.
Besos.