19 julio 2011

Mi vida con Harry Potter...

Comparto este momento muy personal, que muchos ya han conocido, sin embargo, lo he guardado desde hace tiempo y ya era hora de desempolvarlo para la iniciativa de Umm Myers . Gracias por leer este post.


...Es difícil expresar, lo que Harry Potter significa para mí, podría ser un nombre nada más, pero ciertamente no lo es. Hoy puedo contar, sin temor a equivocarme, que Harry Potter me ha salvado, ha salvado mi vida de una profunda depresión; puede sonar absurdo, pero es verdad que uno se aferra a lo que puede. Deberán saber, que a mi madre, hace aproximadamente 5 años, le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson, y le dijeron que es degenerativa, que es incapacitante e incluso, lleva a una muerte prematura.

Obviamente, mi madre estaba muy consternada con la noticia, y dormida o despierta, mi mente solo tenía a la muerte, como aquella figura atemorizante, portadora de una guadaña, que continuamente llegaba para llevarse a mi madre. Por aquel entonces y por mis hermanos, aún pequeños, tuve que colocarme una máscara de fortaleza; para ese tiempo, yo ya había leído los libros, que hasta entonces se habían publicado de Harry Potter, pero sinceramente los veía como “entretenidos”.

Para tener mi mente ocupada y alejada de la realidad, me puse a releerlos ¿Y cuál fue mi sorpresa al hacerlo? Pues que un mundo nuevo me aguardaba y por vez primera, asocié la fantasía con la realidad. Esperé con ilusión las siguientes entregas, terminé con la saga y fui seguidora de las películas.

Así pues, a lo largo de todos los libros, pude darme cuenta que uno de los temas que J.K. Rowling tocaba una y otra vez, era la muerte. Hace no tanto, y a través de la red, vi el especial de Un año en la vida de J.K. Rowling y supe del dolor que le causó la muerte de su madre, su testimonio llegó a mi corazón y me ayudó a salir a adelante.

Hoy en día, mi madre está bien, bajo tratamiento médico, la enfermedad es incurable, pero yo comprendí, que la muerte, es un proceso más que debemos cumplir de este ciclo natural denominado vida.

He de decir, que después de Harry Potter, no temo a libros de más de 1,000 páginas, me ha insertado en la literatura de tal manera, que hoy soy escritora principiante. Me siento agradecida con J.K. Rowling, por ayudarme a sobrellevar la búsqueda personal de la esencia humana, y sobre todo, a no temerle a la muerte, a quien esperaré, como a una vieja amiga, para irme con ella gustosamente.

4 comentarios:

Dany nphenix dijo...

Athena, no sé qué decirte, es algo que no me esperaba. Yo creo que alguien puede sobrellevar su enfermedad y tener una vida normal si quiere vivir, en algún punto. Yo tenía una tía que tenía parkinson y sé que es una enfermedad muy difícil, pero mi tía también estaba deprimida y murió por ambas cosas, y era joven, fue triste, pero mi tía creo que se dejó vencer, ya que llegó un momento en que no tenía ganas de vivir. Así que cuando se fue de este mundo, fue un alivio, porque estaba sufriendo mucho.
Espero que todo sea lo mejor posible y que sigan adelante a pesar de todo. Te mando todas las fuerzas, para vos, tu mamá y tu familia, para que puedan pasarlo lo mejor posible y aceptarlo. Me alegro mucho de que no hayas caído en la depresión y que sigas para poder ayudar a tu madre y a tus hermanos.
Sólo te puedo decir que será lo que deba ser y que hagas todo lo que puedas por ella, y cuando llegue el momento en que se tenga que ir, no tendrás nada de que arrepentirte, porque hiciste todo para que sea feliz, ella y tus hermanos. Así que no te rindas , no dejes de soñar y tampoco de sonreír. Muchos ánimos y entiendo lo que te pasó con Harry Potter, porque a mí me pasó algo un poco similar, que ya voy a contar en el blog.
Perdón por este comentario tan largo, que parece un testamento. Cualquier cosa que necesites, podés mandarme un mail, ya que acá tenés a alguien que te puede escuchar.
Muchos besos y ánimos.

Esther Van Castle dijo...

Athena!! ^^

Wow valla, que experiencia tan personal nos has compartido hoy. Me alegro mucho de que hayas superado tu etapa de miedo gracias a Harry Potter y pues que estés ahí con tu mamá, apoyándola con su enfermedad y también a tus hermanos.

Que te puedo yo decir? Me imagino que ha de ser muy dificil estar sin una mama, así que cuida mucho a la tuya y disfruta el tiempo que pases con ella. Yo viví 3 años fuera y la extrañaba muchísimo.

Te mando un abrazo de oso n-n

En fin, en mi blog hice un pequeño concursillo, espero puedas pasar y te agrade para que participes.

Saludos!

Athena Rodríguez dijo...

Muchas gracias por pasarse, por los deseos y por sus amables comentarios. Es algo que consideró en algún momento un problema para mí, pero que ahora he sabido asimilar. Gracias por sus palabras, son muy emotivas.

Nimphie Knox dijo...

Mucha fuerza, Athena, y te lo digo porque a mí y a mi mamá nos pasó algo muy parecido con Harry. Cuando yo empecé a leer los libros mi abuelo había muerto y como él vivía en Chile (toda la familia de mi vieja vive en Chile) ella no pudo acompañarlo. Harry de alguna manera sirvió como una cuerda de salvataje contra la depresión, para ella porque se enamoró de Dobby (y no leyó el séptimo libro y espero que no lo lea nunca) y para mí porque bueno, mi mamá no estaba bien (y de hecho después de eso estuvo internada) y yo no sabía qué hacer para escapar un poquito de la realidad.

A Harry le debo, en parte, mi amor por las letras. A JKR, mejor dicho.

Muchas gracias por este especial que me trae tan lindos recuerdos!

Un beso enorme,

Nimphie