13 mayo 2011

Pétalos al viento - V.C. Andrews

Como bien se dieron cuenta, hubo problemas con blogger y está última entrada fue eliminada, es molesto, porque ya había comentarios, pero lo bueno es que guardo todas mis entradas antes de subirlas, por si la salvan o no, acá el repuesto, quizá no esté igual que la anterior, porque no recuerdo como coloqué las imagenes, pero el contenido es el mismo...


¿Cómo comenzar algo que nunca terminará? Es la duda que me asaltó al terminar Pétalos al viento de V.C. Andrews y pensar en que tenía que ponerme a redactar la Crónica literaria. La única advertencia sería que hay spoilers, sobre todo de la primera entrega, lo siento, pero de otra manera no sabría como abordar este libro.

1.- Flores en el ático.
2.- Pétalos al viento.

Sólo hace falta darle un vistazo a la sinopsis que redacté por mí misma, para comprender un poco de lo que la soberbia Andrews preparó:

Los hermanos Dollanganger han escapado de su prisión en Foxworth Hall, débiles tras casi 4 años de encierro sólo quieren alejarse del Estado de Virginia y sobrevivir. Trasladados en autobús, Carrie, la más pequeña de los hermanos, se enferma de gravedad a lo que Henny, una ama de llaves muda, los traslada con su jefe, el Doctor Paul Sheffield que les ayudará a encontrar de nuevo un lugar en el mundo. Se internan en su casa y en su corazón, sin que Cathy, la evidente protagonista, sepa que será centro de deseo, tristeza, pasión, intriga y tragedia.

V.C. Andrews, considerada una de las maestras de la novela gótica me ha sorprendido de nuevo, quizá pude soportar más esta nueva entrega de la Serie Dollanganger, porque en Flores en al ático las problemáticas aquejaban a un grupo de 4 niños, haciendo de la experiencia lectora una cruel revelación de la vida.

En Pétalos al viento, Andrews plantea un sinfín de problemáticas más, todas conectadas a Flores en el atico, pero está vez con sus protagonistas ya adultos, no se deja de lado la crueldad y la violencia de los sentimientos, pero está vez daremos cuenta de las decisiones impulsivas por parte de Cathy, la influencia de su madre, que ella misma pudo haber evitado, pero que sin embargo, quiso dejarse llevar por la sed de venganza que la aquejaba por lo que su madre les hizo pasar en la primera entrega de la serie.

Con diálogos inteligentes y en algunos casos elocuentes, los años que vivimos de Cathy están bien dosificados no se siente que hallamos vivido junto a ella cada año, pero tampoco que no halla pasado justo ese tiempo.

Fragmento que me ha hecho vibrar:
Le hice cosquillas en la cara con un mechón de mis cabellos, hasta que él lanzó un grito y me besó en los labios. Un beso suave, que él no se atrevía a hacer más audaz por miedo a que le rechazase. Después, empezó a decir tonterías, como que yo parecía un ángel.

—¡Mírame, Cathy! ¡No vuelvas la cabeza, fingiendo que no sabes lo que hago ni lo que digo! ¡Mira y comprende el tormento que me aflige! ¿A quién más podría encontrar, si te llevo en mis huesos, si eres parte de mi carne? ¡Tu sangre fluye más de prisa cuando lo hace la mía! ¡Tus ojos arden cuando arden los míos..., no lo niegues!
Encontré descripciones sustanciales y una ambientación tan precisa que pudo trasportarme a la mágica experiencia del ballette de Cathy, sus relaciones destructivas y también aquellas pasionales, aunque también confieso que me desesperé mucho con la actitud de la protagonista, debo decir que todo deviene de lo que le sucedió en la infancia, no lo justifico, pero puedo entender su actuar.

Mi puntuación:



Por esas y muchas cosas más, creo que Catherine Dollanganger es un personaje bien delineado –al igual que muchos otros en la trama-, con problemas existenciales que rayan en la tragedia. Aquí cabe destacar que mi deseo de seguir con la serie ha concluido, quizá me obligué a ello, pero estoy satisfecha, (A ver si digo lo mismo cuando sucumba al encanto de la autora) cosa que no me había sucedido con el anterior, pues ahora, me ha gustado el final, un tanto telenovelesco para mi gusto, pero dio en el blanco y me confieso admiradora de Christopher Dollanganger, quien puede tener el amor de cualquier mujer, aunque suene algo fuerte, incluso el de su hermana XD

*Gracias a Random Hause Mondadori por el ejemplar.

6 comentarios:

Dunkel Engel dijo...

Y lo que te falta querida, este libro me hizo llorar como loca martir jajaja y es que cuando Carri decide hacer lo que hace oh me puso tan triste y todo por la crueldad de su madre.


El tercer libro no me gusta tanto como los otros, porque lo narran sus hijos Jory y Barth y pues no es tan bueno como los anteriores, pero lo que le sucede a Barth no inventes te deja la piel helada, el cuarto libro mejora, ya lo cuenta Cathy y es hermoso, porque de cierta manera ya supero los estragos de su madre y vive "feliz", pero como en todas sus novelas esa felicidad dura relativamente poco.

Y que decirte de Jardin sombrio, es el mejor, cuando lo lei me quede impactada en shock, entiendes todo de sopeton.

Tienes que leerlos todos, y en el orden que son para que no pierda el encanto.

Estare al pendiente de tus siguientes reseñas :D

Yo estoy organizando algo llamado semana de sagas y entre ellas esta flores en el atico ojala pases y dejes tu voto.

Un besito guapa y me voy porque si no puedo dejar spoiler y me puedes matar :D

Athena Rodríguez dijo...

Muchas gracias por pasarte a comentar, la verdad es que lo poco que llevo de la saga es alucinante, claro que me paso por tu blog y comentaré acerca de esta saga, y pues los spoilers a veces son necesarios para que la historia te atrape, sólo no hay que pasarse de la raya, además, no te preocupes, es una delicia leer a V.C. Andrews y aunque me spoilen la historia seguiría leyéndola.

Diana G. Romero dijo...

yo tengo todas las sagas de vc andrews, las leí con 14 años y me encantaron. Ahora no sé si llevaría tan bien ese amor entre los dos hermanos...pero tengo curiosidad por releermelos algún día

Athena Rodríguez dijo...

Gracias por comentar querida Diana, la verdad es que es una historia muy extrema y pues todo es fruto de lo que su madre les hace, lamentablemente fueron victimas de las circunstancias y en el corazón no se manda.

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

yo de esta autora me he leido Angel Negro de la saga Castle y me encanto¡¡¡;)esta saga me da un poco de no se...respeto...

Athena Rodríguez dijo...

Gracias por pasarte querida María, -jaja- si que me has hecho reír, bueno, es de tenerle respeto, es algo fuerte sin dudarlo, pero si te animas seguro que te encantará. Leí tu reseña de Ángel Negro y esa saga me la tengo pendiente, luce muy atractiva toda la intriga.